Protocolos básicos recomendados en casos de mordedura de arañas y picaduras de escorpiones.

 

 

PROTOCOLOS BÁSICOS RECOMENDADOS EN CASOS DE MORDEDURA DE ARAÑAS

En caso de mordedura de Latrodectus

Tratamiento

Medidas generales

Asepsia local, profilaxis antitetánica.

Medidas inespecíficas

Analgésicos/ Benzodiazepinas. Corticoides y antihistamínicos.

Gluconato de calcio al 20%, 1 ampolla EV lento.

Medidas específicas: Antiveneno Latrodectus.

 

En caso de mordedura de Loxosceles

Identificación de mordedura de Loxosceles:

Identificación del veneno mediante test ELISA para detección de antígenos y anticuerpos o IHAP (Interaction Host-Pathogen Agent) para veneno de Loxosceles.

Análisis en Laboratorio del Hemograma y niveles de urea y creatinina. Sedimento de orina y labstix.

Bilirrubina (total y directa) y coagulograma.

 Tratamiento

• Sostén, hidratación, control de diuresis

• Profilaxis antitetánica

• Cuidado local de la herida

• Analgésicos, antibióticos.


El Instituto Nacional de Salud del Perú y el Instituto Butantán de Brasil producen un suero específico contra el Loxoscelismo.

En caso de mordedura de Phoneutria

Tratamiento

Con Antiveneno específico para Phoneutria: indicado sólo en pacientes menores de 10 años, o que presenten shock neurogénico o en adultos con dolor persistente después de recibir analgésicos locales.

Tratamiento general

Tratamiento sintomático. Administración de analgésicos en función de la intensidad del dolor.

Profilaxis antitetánica y asepsia de la zona de la mordedura.

En caso de mordedura de Atrax

Tratamiento

Hasta el momento en el que se pueda hacer uso del suero o antiveneno específico (fabricado en Melbourne, Australia) se recomienda terapia compresiva similar a la utilizada en casos de mordeduras de serpientes venenosas. Inmovilización de la zona afectada y mantenimiento de las constantes vitales. Tratamiento sintomático que puede requerir ventilación asistida y administración de oxígeno, atropina, evitar el exceso de bebidas por el peligro de edema pulmonar, etc. Profilaxis antitetánica y asepsia de la zona mordedura.

Es posible que se produzca hipovolemia y taquicardia que requerirían tratamientos específicos.

En caso de mordedura de Theraphosidae

Tratamiento

Sintomático. Profilaxis antitetánica y asepsia de la zona de la mordedura.

Antihistamínicos, analgésicos y corticoides según prescripción facultativa.

 

PROTOCOLO RECOMENDADO EN CASO DE PICADURA POR ESCORPIÓN

Reducción de movimientos y estímulos. Reposo. En caso necesario sedación suave para reducir la agitación psicomotora.

Analgésicos, antihistamínicos y vigilancia frente a anafilaxis.

Gluconato de calcio en caso de afección neurológica severa.

Tratamiento sintomático de los efectos cardiovasculares y sobre SNC.

En caso de picadura por escorpión exótico y si se presenta afección sistémica se usará suero específico (difícil de encontrar en Europa).

 

 

**IMPORTANTE** En caso de mordedura de alguna de las especies que menciono es imprescindible el acudir a urgencias (no imagino a nadie pretendiendo hacer frente a la mordida de una Phoneutria o Atrax con un botiquín casero).

El problema es que muchas veces los médicos de urgencias no tienen información sobre cómo reaccionar ante este tipo de situaciones y es por ello que viene bien poder orientar acerca de la especie que ha causado el accidente y no perder un tiempo muy valioso esperando que el facultativo de turno adivine la especie implicada para poder actuar  cuanto antes. Si además podemos informarles del protocolo recomendado podemos salvar (en los casos más graves) dedos, extremidades e incluso la vida del que ha sufrido la mordedura (aceleramos las medidas necesarias).

El informe que realizamos hace unos meses fue precisamente para asesoramiento a los médicos de urgencias e incluíamos, además, direcciones de laboratorios toxicológicos europeos donde conseguir determinados sueros específicos y procedimientos diagnósticos (para cuando el herido no tenía información sobre la especie que produjo el accidente).

La tenencia irresponsable de especies exóticas potencialmente peligrosas sin poseer la cualificación adecuada ni los sueros específicos (cuando existen) es un riesgo evidente para el propietario y las personas de su entorno.

El tratamiento sintomático debe ser supervisado por un médico y éste hará mejor su trabajo si sabe a qué se está enfrentando. Evidentemente no es bueno producir alarma innecesaria pero si el animal está libre y puede causar más accidentes es imprescindible dar aviso para que se tomen las medidas oportunas.

Si nos muerde una Brachypelma y se escapa no vamos a llamar al ejército, pero otra cosa es si hablamos de un Leiurus o un Androctonus (que desde mi punto de vista sólo deberían de estar en manos muy expertas y con todas las garantías de seguridad).


 

Autor: Jurirod (http://www.neotropico.org/index.php)

 


Accept

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información aquí.